jueves, 24 de noviembre de 2016

Volviendo a lo de la biblioteca del Seminario.

Una cosa es poder acercarse a un lugar emblemático como la biblioteca del Seminario Mayor de Ourense y otra es tener una cantidad enorme de espacio físico que aleja o una imposibilidad que nos impide que la conozcamos. Una solución posible es que la biblioteca salga a la Red y se muestre, haciéndose realidad conocida.

Con don Alejandro, años ha, en el depósito de la biblioteca. Se estaban seleccionando las obras que aparecerían luego expuestas en los pasillos, con motivo del bicentenario del Seminario en Ourense.
 
A día de hoy la verdad es que la cosa no pinta bien. Las noticias en el actual blog del Seminario no le dedican tiempo (las últimas son de 2009), los medios de comunicación no parecen haberse pasado por allí desde hace años, tras aquellas ruedas de prensa por la aparición del único ejemplar completo del Catón Compostelano y otro título que ahora no recuerdo, y la web diocesana ya no dispone de un espacio dedicado como tenía la versión anterior. Podemos decir que es una biblioteca invisible de la que tenemos pocas noticias actuales en la Red.

No hace tanto, el encargado de aquellas, don Alejandro Delgado, comenzó una labor informativa que incluía entradas en el blog del seminario, una sección en la web de obispado de Ourense y algunas aportaciones en publicaciones varias, incluyendo un o dos ruedas de prensa en la misma sala de lectura, con motivo de algún curioso descubrimiento. En concreto, la sección mentada era interesante porque hacía referencia a obras antiguas que tenían que ver con nuestra ciudad o revestían una importancia o curiosidad meridianas. Alguna vez la escribió Alejandro y otras era un profesor del Seminario quien se encargaba de explicar el contenido de la obra y contextualizarla, aportando datos curiosos.

A día de hoy podría volverse a la carga, dedicándole alguna que otra entrada cotidiana en el blog del Seminario, si no abrir un blog propio. Imagino que el problema es el personal, el tener alguien que se ocupe del tema. Porque lo que es contenido hay para dar y tomar. Quizás un seminarista interesado que pueda escribir cada poco, visibilizando este precioso ámbito literario. Cada tanto, aportar una lista de novedades, reseñar algún título actual, aportar fotos de ex libris curiosos o dedicatorias,... El nivel se aumentaría con la participación puntual de porfesores. Una posibilidad es que los que escriban reseñas para la revista Auriensia podrían recortar sus aportaciones y mandarlas para el blog. Otra es que pongan algunas líneas donde expliquen lo que leen y algunas notas apreciativas personales. Y, lo que sería emotivo, que don José Ramón, que, si no es, fue bibliotecario, publicara sus "resúmenes de lecturas", pues eran obritas brevísimas pero enjundiosas.