lunes, 28 de septiembre de 2015

Superluna.

Cara las once de la noche de ayer. Ourense.
Ayer fue una gozada regresar de Santiago de Compostela con esa brillante luna durante casi todo el trayecto visible. Su luz daba un toque fantasmagórico a la lejanía, oscurecida unas pocas horas antes. Y a esta gótica y bella visión se unió la esperanza de poder ver algo del eclipse anunciado.

Unas cuantas veces en mi vida estuve atento a los fenómenos del superuranio y alguna que otra, incluso, me levanté a las tantas para poder disfrutarlos. Aquí me surgen recuerdos de las fugaces en agosto, algún eclipse, el paso de un cometa visible durante varios días, el choque del Shoemaker Levy 9 contra Júpiter,... y las típicas noches en el pueblo mirando estrellas y todo lo que se moviese en el nocturno cielo tachonado de ellas. Fueron muchas noches.

A pesar de todo ello, nunca me preparé para la fotografía nocturna. Así que aquí comparto unas cuantas fotos, de móvil y de cámara digital compacta, de la lunaza de ayers y esta madrugada. Como recuerdo de una visión preciosa y de la posibilidad de haber disfrutado hoy del final del eclipse y la renovada luz lunar posterior... mientras veía la peli que antes comenté, jeje.

Y para quien quiera saber más, que pegue un vistazo por aquí