jueves, 24 de marzo de 2016

Entrevista a Miguel M. Blanes

Hola, Miguel, haz un poco de sitio entre tantas figuritas de Star Wars para que podamos caber.

- Mucho has ido comprando y consiguiendo de la saga galáctica. ¿Recuerdas lo que tienes y dónde ha quedado guardado?
- No sé ni lo que tengo. Necesitaria una casa, y grande, para todo el material que a lo largo de los años he conseguido. A día de hoy tengo cositas a la vista y otras muchas, la mayoría, en cajas que, algún día, al abrir redescubriremos su contenido.

- Imagino que habrá figuras o material que te costó conseguir.
- Muchísimas. Y no es cuestión de saber lo que cuestan en dinero sino la manera en que he llegado a ellas. Porque, claro, el coleccionismo es un mundo amplísimo y con dinero claro que llegas muy lejos más rápido pero lo chulo es currarte la búsqueda, saber de algo y seguirle la pista, ir preguntando a amigos y coleccionistas, o sorprenderte ante las cosas que cualquiera puede haber guardado en casa. Muchas veces no es lo que vale en euros sino la historia que contiene o la que pasas hasta conseguir esa pieza deseada.

- Y a día de hoy suspiras por poder tener...
- Uy, por pedir... qué no daría por un R2D2 a tamaño real o algunas figuras vintage de la saga.

- Hoy tenemos información accesible y a veces hasta demasiada. Pero, aunque no hace tanto tiempo, ¿cómo te ibas enterando de la continuación de esta saga? ¿Cuándo comenzaste la colección de todo lo referente a ella?
- Es verdad, a veces ya es saturación. Porque antes iban llegando noticias a cuentagotas y cada cierto tiempo pero es que hoy, con tantos medios de información, puedes colapsar. Antes te ibas enterando por publicaciones, amigos o alguna noticia en los medios. 
La colección la inicié al año siguiente del estreno de La Guerra de Las Galaxias, con el regalo por parte de mi padre de un par de naves y dos figuritas: el TIE de Vader y el X Wing de Luke, C3PO y R2D2.

- Ahora ya no solo coleccionas sino que hasta tienes varios trajes de personajes. ¿Qué nos cuentas de esto?
- Que hacerse el traje, usándolo en convenciones, es lo más, un paso grande dentro del universo de la saga, ya que asumes un personaje, te vuelves uno de la saga por unas horas. Y, además, lo compartes con otros. Ya no es solo ser un fan que admira sino que te conviertes en un participante activo. 


- Y a las actividades con la Tropa Korriban se te han añadido unas cuantas charlas estas semanas pasadas. ¿Te han dejado buen sabor de boca? ¿Hay nuevas en mente?
- Las charlas han sido, sobre todo, un compartir anécdotas y curiosidades de rodaje, además de poder hablar un poco sobre la Tropa. Como recordarás, han sido en Ourense y Vigo. Ahora estoy en conversaciones para nuevas charlas en la Casa da Xuventude de Ourense y en Metrópoli, Gijón. De todas formas, permaneced atentos a mi Facebook que ahí iré informando de las confirmadas.

- A ti Galicia no te llega para abarcar el mundillo fan de los warsies. ¿Cuál es el conocido o amigo fan que más lejos vive de España con el que mantengas trato?
- Buuuuh, en estos años y gracias a las redes sociales he llegado lejos en cuanto a contactos y amistades. Solo por citar tres, tengo a un famoso coñeccionista de Inglaterra, a una coreana que viaja mucho y habla español perfectamente y a un chileno coleccionista y modelista con el que raro es el día que no charlemos.

 - Ya no solo es el trato por la Red. Has comentado algunas veces que llegaste a ir a convenciones como la Celebration en Alemania y no es la primera vez que te trasladas por España adelante con motivo de eventos.
- Voy a todo lo que puedo y he estado en TMV (Ourense), Cometcon (Oviedo), Expotaku (A Coruña), Hobbicon y, sobre todo, Metrópoli (Gijón), una de las más recomendables para el mundillo friki. Vamos, entre otros.

- Ahora, confiesa. ¿Has llegado a trabar contacto con George Lucas?
- Sin comentarios, jijijiji.

- Fuera de las películas, ¿nos recomiendas algún cómic, novela o serie sobre el universo expandido?
- Bufff, hay mucho pero recomiendo la trilogía del almirante Thrawn, Shadows of Empire, la saga dedicada a Zayne Carrick, La tregua de Bakura y el infame Ojo de la Mente (como curiosidad), amén de los cómics Marvel de los setenta.

- La pregunta es obligada. ¿Usas la Fuerza para algo más que encontrar aparcamiento en lugares imposibles y para abrir las puertas del centro comercial?
- Cada vez que voy a un banco les pido un millón de euros mientras paso mi mano derecha ante ellos pero todos sabemos que son toydarianos, inmunes a la Fuerza, únicamente atentos al poder del dinero... imperial.


- A ver, a ver. ¿Qué es eso de que te has montado unas tarjetas de visita muy molonas?
- Pues sí, he decidido renovar mis tarjetas de visita con el último traje hecho, el de oficial imperial, consiguiendo así tarjeta y trading card.


Muchas gracias, amado líder, por tus comentarios. “Huevos comerás cuando Jedi seas”.