jueves, 21 de enero de 2016

Formación e información eclesial auriense.

Mantenido como dogma de fe en amplios estratos de la población, se dice que la Iglesia es una institución más propia del cavernario con una cerrazón informativa del copón. Pasemos del se al ser, al menos en nuestro terruño auriense, para redescubrir una parte pequeña de la Iglesia. Más que nada, esto nos ayuda a tener mayor amplitud de miras y aprovechar ocasiones de formación.


Me quedo con lo propuesto a nivel diocesano en la ciudad, de manera que el espectro revisado va a ser escaso pero interesante. Nivel diocesano, sí, sin bajar a lo parroquial, mundo con más riqueza de matices y propuestas. Lo de diocesano va a significar muchas veces centralizado, con sus luces y sombras. 

Así, centrados en el Seminario Mayor de Ourense, al menos hasta el pasado año, se realizan allí dos convocatorias anuales por parte de la Vicaría de Pastoral. Dos ocasiones abiertas a todo el mundo que informan de la realidad y actualidad eclesial ourensana. La segunda, en febrero, suele cambiar y se decide cada año en qué consistirá pero la primera, en octubre, siempre es la presentación del material para el estudio bíblico. Desde el año 2000, en Ourense, se realiza en muchas parroquias la reunión para la lectura, rezo, meditación y puesta en común de la Biblia. Siguiendo el material propuesta por cierta colección de la editorial Verbo Divino, cada año se toma un libro o un tema bíblico para convertirlo en motivo de reunión en pequeños grupos, a lo largo de toda la diócesis. El pistoletazo de salida es la convocatoria de octubre, donde se presenta el material que ocupará el resto del año. Suele ser una mañana de sábado donde se reza, canta y se expone de forma magisterial el material. En los últimos años bajó la cantidad de asistentes pero no por ello pierde interés esta juntanza. A mayores, siempre que se pidiera, el equipo bíblico diocesano, dependiente de la Vicaría de Pastoral, se trasladaba a donde lo pidieran, para hacer la misma presentación, resumida. Así se compagina esa tensión entre la centralización y el despliegue. El trabajo era expuesto con toda calma y lujo de detalles en el Seminario Mayor y luego, sintetizado, en varios centros de la provincia. Desde hace unos pocos años, se invitaba a los asistentes a reunirse en el santuario de los Milagros, el último sábado de mayo, para una actualización del temario y una jornada donde se compartía rezo, charlas académicas y la comida.

Otra cita diocesana que alcanza los ocho años de convocatoria es la presente Semana de Teología. Digo lo de presente porque se realiza estos días. Es en el Liceo de la ciudad, institución que desde el primer día cedió sus instalaciones para esta multitudinaria convocatoria. Siempre el salón designado está lleno. Una gozada. Cada año con un tema distinto y con ponentes que suponen la llegada de profesores universitarios, obispos o personalidades especializadas en la temática sugerida. Se cierra con una celebración en la catedral de Ourense. Los primeros años se pretendía una celebración ecuménica, basada en los rezos y cantos de los salmos pero las otras confesiones no solían responder a la invitación católica, así que ahora se tira de la costumbre: Vísperas y Misa, presididos por el señor obispo y con la participación de algún coro.

En el salón de los jardinillos del padre Feijoo, los lunes, la Escuela de los Cursillos de cristiandad se reúne. La Palabra es leída, meditada y comentada. Se complementa con una charla formativa. Para participar, mejor haber realizado antes el Cursillo.

Un par de martes al mes, en el mismo sitio, suele convocarse la Escuela de Liturgia, toda una institución donde se comienza con el rezo de las Vísperas y se continúa con una charla formativa sobre la liturgia y el rico mundo que la desarrolla.

Esta imagen recoge el inicio de una de mis participaciones como profesor de la Escuela. La idea es manifestar una vivencia litúrgica y enriquecerla desde el conocimiento, divulgarla con lenguaje sencillo y abrirse a las preguntas de los asistentes.

Como participante y "profesor" de la misma, he de decir que es una de las mejores oportunidades que uno tiene para entrarle a las celebraciones, los ritos y su significado y vivencia profundos. La dirige don Ramiro, reconocido liturgista gallego, con un grupo de laicos.

No sé ahora pero los jueves eran el día que eligieran para la Escuela de padres, convocatoria reconocida y muy comentada en los ENS.

Una convocatoria también para estos días de enero y que se centra en los jóvenes es el retiro espiritual desde la música, organizado por la Delegación de Vocaciones. También siempre con lleno. Y es que la experiencia vale mucho la pena, en su presentación de espiritualidad en danza con la música.

¿Que a mayores quieres quitarte un título? No problem, amigo. En el antiguo edificio de las Siervas de María, actualmente, se imparten las clases del Centro de Ciencias Religiosas. Que no toda la Filosofía y Teología se queda en las aulas del Seminario.


Captura de pantalla de la web diocesana donde podemos consultar y, en algunos casos, descargar publicaciones de formación e información diocesana

 
Esto, es síntesis. Si nos queremos llevar algo a mayores, en cuanto a publicaciones se refiere, tenemos en primera instancia el Boletín Oficial del Obispado, actualmente con una periodicidad y número de páginas inciertas. No solo es por los recortes económicos sino por discusiones como si vale la pena reproducir la palabra papal, publicada en otros soportes y muy accesible hoy en día por otras publicaciones. Esta publicación es una colección de discursos del Papa, Decretos y otros documentos eclesiales actuales fundamentales, las alocuciones del señor obispo, su agenda diocesana y alguna participación de inusitado interés que el señor obispo quiera implementar.

En lo referido a contenido, le sigue en importancia la publicación de la Vicaría de Pastoral, Pastoralia. Su periodicidad solía coincidir con el inicio de curso y los tiempos fuertes litúrgicos y portaba artículos de interés siguiendo aquellos. 

La primera del curso era la referida a la Programación Diocesana de Pastoral, con introducción y ánimos del señor obispo y la charla del autor seleccionado para ese curso en concreto. Luego, los objetivos y acciones diocesanos, desglosados, complementados con las diversas acciones de delegaciones y vicarías, con calendarios y frases motivacionales y de meditación. Las revistas que salían con motivo de los tiempos litúrgicos constaban de un pórtico episcopal y unos artículos de diversa índole que informaban y descubrían la riqueza de lo celebrado a nivel eclesial. Tampoco faltaron números especiales con motivo de alguna efeméride o convocatoria de Año extraordinario... aunque ya van unos cuantos Años con ellas, así que lo de extraordinario es ya costumbre.

 


 Captura de pantalla con el inicio de un artículo para la revista Pastoralia. En diversas ocasiones participé con algunas líneas de corte informativo y experiencial.


¿Quieres una información más cercana y cotidiana? Pues la revista Comunidade, actualmente muy reducida por los recortes presupuestarios pero muy embellecida y realizada con cariño y esfuerzos. La puedes encontrar todos los meses en casi cualquiera parroquia y se puede participar con ella enviando noticias, fotografías y donativos. Su espacio tiene algunas referencias que ya encuentras en la web diocesana y espacios interesantes donde, en poquitas líneas, se catequiza, se forma desde el arte y la celebración, se anima a encuentros y convocatorias,...

No puedo rematar este repaso a vuelapluma sin citar la revista Auriensia, órgano de expresión de los estudios de sacerdotes diocesanos y otras personalidades, de Ourense o fuera, que una vez al año se publica con artículos más o menos largos de corte histórico, artístico, filosófico, teológico, biográfico,... La presentación solía ser doble: una pública en la ciudad, en algún centro amplio y con presencia de la prensa y quienes deseasen pasarse por allí, y en el Seminario Mayor, con motivo de alguna gran celebración, centrados ya más en los sacerdotes y profesores del centro. Tiene una amplia difusión internacional.

Aquí me detengo. Queda más que decir, por ejemplo en el mundo de la radio, con los programas locales de COPE Ourense, pero con esto vamos que chutamos en cuanto a desterrar prejuicios y poder participar en algo que se hace en nuestra ciudad y de forma cotidiana... aunque haya más.


*** Enlaces para consulta o descarga de publicaciones y puesta al día en cuanto agenda ***

 








*** Auriensia.