miércoles, 13 de enero de 2016

Star Wars. Tiempos Oscuros 1.

Cuando nos acercamos a Star Wars hay que acordarse de que hablamos de toda un galaxia, lo cual es mayor que un patio de vecinas. Y esta galaxia la vamos conociendo entre las películas, los cómics y novelas, los vídeojuegos,... Los personajes e historias son muchísimos y las posibilidades de narrar algo nuevo o desconocido incontables. Hoy te invito a un vistazo a esta particular galaxia muy muy lejana, a un tiempo pretérito del que somos el futuro. La guía que tengo entre manos es una selección de cómics SW (Star Wars) publicados por Planeta DeAgostini. Hoy dejo estas anotaciones acerca del volumen 27 de la colección, titulado Tiempos Oscuros 1. A cada historieta le pondré su nombre y título original, junto con la intro que las acompañan. Los estilos de dibujo son variados, así como el guion, pues los autores son distintos. El año en que suceden estas aventuras es el mismo, un poco antes, un poco después pero nos encontramos en el 19 ABY, es decir, 19 años antes de la destrucción de la primera Estrella de la Muerte. El volumen contiene, a mayores, algunas ilustraciones de varios autores. Ilustraciones que preceden al cómic. Un fallo es que apenas existe numeración en toda la extensión de la selección.

1. Purga: a segundos de la muerte - Purge: seconds to die.

Es una idea recurrente la de que en situaciones límite o ante la muerte, la vida se nos pase ante los ojos. Y aquí se trabaja con esta premisa. Los recuerdos de una Jedi moribunda se solapan y ella, en su agonía, hace un esfuerzo por recoger parte de ellos y ordenarlos. Son recuerdos de infancia, con su tío Plo Koon, que le lleva al Templo para ser entrenada por el maestro Yoda; son los de su padawan, muerto en Giju; es la busca en los archivos Jedi del Sith que maneja los hilos y ha traído la guerra a la galaxia y la huida del Templo en medio de la masacre de la 501 y Anakin; es la reacción de una dama Jedi que planea un ataque final y desesperado al retar a Vader para, así, acercarse al Emperador y matarle... Pero el presente repleto de recuerdos se retuerce hacia el futuro, en una visión de la Fuerza muy vívida y acertada. El presente, ese instante inasible que es el momento de su muerte tras una lucha encarnizada con Lord Vader. Lo efímero, escalón a la eternidad, que se cierra con la enseñanza Jedi "No existe la muerte..." Recuerdo incompleto pero calmo.

Sha Koon del planeta Dorin odia la guerra con su reguero de muertes. Tras sobrevivir, investiga en los archivos del Templo con la finalidad de descubrir al Sith viviente, tras descubrir y morir el conde DooKu. La investigación se interrumpe por la masacre del Templo y su huida le lleva a los niveles inferiores. Allí reta a Vader, allí muere atravesada por el rojo filo del Lord Sith. La historia remata con el informe de Vader ante el Emperador y la sorpresa de este por la muerte en calma de la Jedi. Vader solo da noticia de esa serenidad pero no de la visión que la dama tuvo. Y queda en el aire si él llevo a vislumbrar algo de ella.
 


El argumento es interesante y nos muestra una de las ocasiones en que se busca la muerte de Vader pero a nivel de dibujo no te esperes demasiado. Sirve para conocer a una de las razas que viven en las sombras de los bajos fondos de Coruscant, los cthones, grisáceos seres humanoides con cabeza reptilesca, algunos aparatos lecnológicos, que visten taparrabo y son manipulables por la Fuerza.

2. Purga: la espada oculta - Purge: the hidden blade.

Lo primero que llama la atención es el estilo, muy artístico, de cuadro épico o portada de disco de nuestros ourensanos Xerión. Los fondos son ricos, brumosos, oníricos, reflejando la belleza ensoñada de un planeta vergel que pasa del dorado al gris azulado o verdoso. Pero esas líneas arborescentes se unen a una riqueza de detalles muy agradable.

Nos trasladamos al planeta Otavon XII, en una fábrica de AT-AT donde no se cumplen los plazos para el ensamblaje y entrega de los artefactos de guerra. Darth Vader es enviado para animar la construcción pero él, dale que te pego, sale a guerrear con los nativos que se acercan a la planta de producción y, a mayores, sale en la busca de un posible Jedi, una de sus obsesiones. El Emperador está descontento con sus actuaciones pero el aprendiz buscará y buscará matando por el camino a más nativos y a un padawan. Tanto llegará que alcanza al maestro Hylon, lucha con él y, en trance de agonía, le remata con la espada de su padawan. La explicación del título queda explicado en estas escenas finales donde se ve que cada oponente cuenta con una segunda espada que mantenía oculta.


El cabreo anterior del Emperador ahora es patente y la importancia estratégica de la fábrica o de la misión de Vader, quién sabe, queda de manifiesto ante la visita del mismo a la zona, únicamente acompañado de su guardia. Vader ha sido engañado por el Jedi y el centro de explotación yace en ruinas. Él será abandonado allí para que medite sobre el estropicio creado por sus obsesiones y decisiones personales.



3. El camino a ninguna parte - Dark Times: The Path to Nowhere (1-5).

Historia amplia que, en origen, son hasta cinco cómics distintos pero siguiendo una misma línea. Acercándonos, esa línea no es única sino que implica muchos personajes y planetas distintos. ¿Un adelanto sumarísimo? Por un lado, en diversos escenarios, las dudas de Vader respecto de las decisiones de su maestro, de la Fuerza y de sí mismo. Por otro, las vicisitudes de un Jedi superviviente a la Orden 66, Dass Jennir, por redescubrir su identidad en medio de la persecución imperial y por liberar a unas esclavas determinadas, familia de un amigo que acaba de salirle en la batalla. Por medio, los clones revueltos contr sus antiguos generales, Vader con su inquina contra los Jedi pero también contra su maestro, que aprueba la esclavitud; esclavistas, vividores, contrabandistas, completan el escenario de unas correrías que nos llevan a decisiones que matan el alma y nuevas oportunidades que se abren.

Parándose un poco...

En Coruscant, Vader, al lado de su maestro se pregunta a dónde conduce el "camino del poder", mientras sus pensamientos vuelven a Padmé. El Emperador interpreta su inquietud interior como una necesidad de acción y le pide paciencia.


En Nuevo Plympto, los separatistas nosaurianos resisten heroicamente el embate del 501 (decir que estoy acostumbrado a decir y escribir el 501 en femenino pero aquí se usa en masculino, así que me ciño) mientras llevan a sus mujeres y niños cara un envío que les aleje de la batalla. Cuentan con una ayuda inesperada, la de un Jedi humano, Dass Jennir, que en su momento luchó contra ellos. Este confraterniza con el nosauriano capitán Bomo Greenbark y ambos sobreviven a la carnicería de la superficie. El 501 no recoge prisioneros en esta ocasión, ni aún rindiéndose. El trabajo ha terminado aquí y el comandante Vill se pregunta qué harán los soldados cuando la paz sea una realidad. Dando un salto adelante, estas dudas las traslada a Lord Vader que evita la pregunta y se remite a lo que ordene el Emperador. Pero la conversación continúa y se entera de la existencia de esclavos transportados en naves imperiales. Recuerda, como el niño que fue, cómo había soñado convertirse en Jedi y liberar a los esclavos. Le toca la fibra sensible y acabará sacando el tema ante el sensible Emperador que se justifica diciendo que la esclavitud está mal y en su momento desaparecerá. Volviendo atrás de estos adelantos que irán apareciendo a lo largo de la trama dibujada, Bomo y Dass logran llegar al puerto y compadrear con la tripulación de la Uhumele. Logran también escapar y se inicia el viaje para dar con la familia de Bomo y liberarla. Lo bueno es que la tripulación se une a la causa. Lo malo es la reflexión de Dass: está bien liberar a la familia pero, ¿qué pasa con el resto de esclavizados? En sus palabras: "¿Estás preparado para ver a tus amigos y vecinos... sabiendo que no puedes hacer nada por ellos?". Se dirigen a Orvax IV con mucho ánimo y sin falsas esperanzas. Mejor porque la mujer nosauriana ha muerto y el Jedi Jennir deja enjauladas a las supervivientes: su escapada daría la voz de alarma poniendo en peligro a los de la Uhumele y a ellas mismas.


Mientras, Darth Vader llega al exactor con una misión que tiene Murkhana como destino. Y Jennir consigue saber donde está la hija de Bomo. El precio de tal revelación le supone el inicio de sus problemas de identidad: la muerte del informante, un esclavista. "La vida de la hija de Bomo... por la vida de un esclavista". Algo se rompe en él y marca un antes y después pero, por ahora, se siente tranquilo y huye hacia la casa del comprador. Allí, la tripulación de la Uhumele puede descansar y disfrutar del precioso ambiente de Esseles, en el Núcleo Galáctico. La búsqueda sigue hasta la casa del orondo ricachón Dezono Qua, solo para saber que la hija de Bomo ha muerto y se le ha servido como cena a Qua. Sorpresa y rabia. El arma que se dispara es la de Jennir, dando un paso más hacia los infiernos de sus dudas como Jedi.

Las dudas en el lado Sith las porta Darth Vader, embarcado para la misión en Murkhana, en el Anillo Exterior. En comunicación con el Emperador, recibe avisos y enseñanzas al mismo tiempo, recordándole el poder del Lado Oscuro y de que su encargo es, exclusivamente, el castigo de soldados clon que han simpatizado con sus generales Jedi y no acataron la Orden 66. Al final de la aventura, cada uno en su transporte, cargan con las cuitas de no saber qué les depara el futuro y si ellos son protagonistas o simples marionetas.

El dibujo es bueno y con detalles, los fondos suelen estar cuidados y no se reducen a un color plano sino que hay mucho que ver. Un detalle que me llamó la atención es que al final hay una representación de nuestra plateada Luna en un precioso cielo estrellado con bruma.


4. El alzamiento del Imperio (primera parte) -  Star Wars. Dark Times nº 6: Parallels nº 1.

Los maestros Jeisel, Aayla, Quinlan y K´kruhk se despiden ante las distintas misiones encomendadas, dos días antes de la activación de la Orden 66. Un ataque inesperado daña la nave de K´kruhk y Jeisel, teniendo que parar en el campamento Jedi del sistema Bogden. Así, descubrimos que el Templo no es el único lugar donde se entrenan los infantes. Lo que debería ser una parada para reparaciones, buena comida y descanso se convierte en una tragedia. Ni a los niños se respeta. La Orden 66 se transmite y ejecuta. Y los pocos supervivientes, al cuidado de un maestro y una padawan huyen del escenario del crimen, sin destino. 

La historieta tiene nuevo escenario para nosotros: Pizkoss, en el Sector Núcleo, con la tripulación de la Uhumele emtida en una carrera, escapando de los soldados imperiales, por un lado,  y con un descubrimiento impresionante, por otro. La sección escapada es la que logra un mejor fin ya que lo que es el tripulante Janks cae en las manos de los imperiales y su fin es incierto.

Como magnífico complemento, para entrar en detalles y críticas, pasaros por SithNET, insensatos.