martes, 12 de enero de 2016

Miguel Blanes sobre "La Guerra de las galaxias."

El amigo Miguel está en racha y nos ofreció el sábado 9 de enero de 2016, por la tarde, en Vigo, una nueva charla sobre Star Wars. Fue en la Casa del Libro y retomó los datos de filmación del Episodio IV, Una nueva esperanza. Sí, como la primera charla que aquí reseñé.

Contra viento y marea nos personamos en el local acondicionado para una buena audición de la charla, debidamente acompañada de fotografías y vídeos ilustrativos. Esta vez, antes de presentarse a sí mismo, fue presentado por Manu, el presidente de la Tropa Korriban. Allí estaba también M. J. de la Tropa, administradora de Distrito Star Wars y, con ella, la cuqui reproducción en polispán de BB-8. Esta vez no hubo caracterizaciones ni objetos referidos a la saga, como sucedió en la anterior exposición bleinsiniana.

Algunas novedades pudimos ver y escuchar pero el esquema seguido fue el de la primera charla en Ourense. Un repaso a las cosas que no se ven, al mundillo tras la cámara, una visita fascinante a las anécdotas, personas y sucesos que precedieron al estreno del Episodio IV. Eso sí, nos quedó claro que en España se estrenó como La Guerra de las Galaxias y no se hablaba de continuación inmediata. La conformación de la saga, tal como la conocemos hoy, tuvo sus dificultades y reparos, llevando incluso a un desmejoramiento de la salud de George Lucas. Momentos fulminantes como el vivido por este gran narrador visual al visitar a la sección encargada de las escenas de la Estrella de la Muerte y descubrir que habían gastado pasta por un tubo con el resultado de una sola escena. Casi se muere. 


Otro que no murió pero las pasó canutas fue Mark Hamill. Miguel nos destripó la escena del compactador de basuras, donde hubo de permanecer bajo el agua un tiempo y tanto aguantó el actor que le reventó una vena de la cara y, a partir de entonces, todas las escenas hubieron de grabarse con su otro perfil. Otra de la quese salvó fue de caer y que le cayese un andamio. Es la escena en que se abraza a Leia para saltar de una puerta a otra. La escena ocurría en un andamio que, tras la primera toma, se derrumbó. Menos mal que se dio por buena.

Otros actores lo pasaron mal por lides distintas. Así, Peter Mayhew, bajo el pelamen de Chewbacca, no podía acercarse a la susodicha agua del compactador de basuras porque no había otro traje con el que grabarle. O David Prowse, actor bajo la negrura de Darth Vader, hubo de soportar el ninguneo de que le doblasen la voz para la versión original, que no se le viese la cara cuando le sacan el casco en El retorno del Jedi y que le cambiasen por Hayden en la visión fantasmal de la Fuerza al final de esa película en las nuevas versiones. En la sección positiva, Miguel nos habló de un documental sobre Prowse que se proyectó en Vigo hace poco.

También nos llamó la atención que Lucas quisiese filmar Flash Gordon o que hablase por primera vez de Indiana Jones en un retiro estival con Steven Spielberg o que las medidas de las maquetas son tales que no se adaptaban entre ellas sino que se grababan por separado y luego se unían en la imagen para proyección. En algunas se detectan detalles minúsculos como un póster de la propia película dentro de un transporte sideral.


La charla terminó con una tanda de preguntas donde participaron, sobre todo, los niños presentes en la sala. Luego, saludos y fotos varias que podréis disfrutar, sobre todo, en la página de Facebook de Miguel. Quedó en el tintero hablar un poco de la Tropa pero no se llega a todo. Para quien quiera saber un poco más, decir que tengo una entrada anterior donde Miguel sí habla; fue la segunda que concedió en Ourense.



Como complemento, un par de fragmentos del encuentro en vídeo, aquí y aquí. Las noticias recogidas en Atlántico, aquí y aquí. Ah, y pasaros por Distrito Star Wars.

Una aportación de última hora del amigo Martín Blanes arroja dos nuevas fotos que os comparto y comento.


Buena parte de los asistentes, más algunos al fondo. No eché cuentas pero los que fuimos desde Ourense debíamos de ser la mitad o casi. Sí, tarde de lluvia y viento pero no podíamos perdernos la charla del amigo Miguel.
 
Tras la charla, sesión de fotos con el conferenciante y reparto de unos Reyes muy especiales: cuadros de arena para el amiguito Rastry, el líder bleins y María José, que se trajo su particular versión de BB-8 y su amplia sonrisa. Los cuadros son hechura artesanal de Ana y administradora de la página de Facebook Las cositas de Ana campanilla