domingo, 22 de mayo de 2016

Hace tanto que no poetizo...

... que en vez de ponerme a escribir llamando a la inspiración he llamado al recuerdo y revisado papelajos y líneas que hace mucho no ven la luz... uy, vuelan unas pocas, recogidas en una publicación del 2006...

La sombra sinuosa,
dinámica y aún por fijar,
recorre las esquinas
conforme manda el día
y su grácil paso por esta ciudad.

Sombra que huyes
hasta morir fundida
en un maremágnum tenebroso,
en revoltijo de noche
y día escondido.

Ahora callo al nadar
entre oleadas de frío y agua,
lluvia que te apaga
todavía más en tu nocturnidad,
pez en pez ambiental.

Sombra con sombras,
tarde muerta en noche
y noche que explota en cientos
de farolas y más sombras,
noche
que no dejamos ser noche.